Bienestar y Familia pone en marcha un proyecto de viviendas de inclusión social para familias sin hogar

0
123

Bienestar y Familia pone en marcha un proyecto de viviendas de inclusión social para familias sin hogar

El proyecto se ha iniciado en dos pisos de la Fundación del Hospital San Juan Bautista que serán destinados a personas o familias sin hogar, y supervisados ​​por un equipo de profesionales a partir de un seguimiento intensivo.

El objetivo del Departamento de Bienestar y Familia es trabajar para conseguir de nuevo, y en un espacio corto de tiempo, la inserción social de la familia.

Los beneficiarios tienen el compromiso de realizar un plan de trabajo que les ayudará a reincorporarse al mercado laboral, encontrar una vivienda y desarrollarse de nuevo con autosuficiencia.

El Ayuntamiento de Sitges, a través del Departamento de Bienestar y Familia, ha puesto en marcha un proyecto piloto de alojamiento en viviendas de inclusión social dirigido a personas y familias sin hogar.

El departamento destinará dos viviendas para poder atender a personas o familias que se encuentran en situación inicial de su estancia en la calle.

Y que necesitan un acompañamiento específico profesional que les dé herramientas para salir de la situación de vulnerabilidad y se puedan reinsertar en la sociedad.

La iniciativa cuenta con la supervisión de dos profesionales, un psicólogo y un integrador social.

Que harán una atención directa para que las familias adquieran la autonomía personal y suficiente que les permita la reinserción social definitiva.

Para ello, se establecerá un plan de trabajo entre las familias atendidas, el equipo de profesionales y servicios sociales del Ayuntamiento de Sitges para llevar a cabo la inclusión social.

En este plan se marcarán los objetivos que incluyen la mejora de la formación y conseguir un trabajo.

Por este motivo, también se contará con la colaboración y coordinación de otros servicios municipales y entidades del tercer sector.

El proyecto se ha iniciado en el mes de abril y se alargará hasta el 31 de diciembre de 2019.

A pesar de tener una vigencia de ocho meses, la Concejalía de Bienestar y Familia pretende que tenga continuidad y amplíe significament 2020.

Con la adquisición de más viviendas para dar respuesta a las necesidades de alojamiento de emergencia de personas que por diferentes circunstancias se encuentran de golpe sin hogar.

Para la realización de este proyecto se ha contado con el Hospital San Juan Bautista, propietario de los pisos y con la entidad especializada para personas sin hogar ATRA.

Este es un servicio complementario al piso de emergencia en convenio con la Cruz Roja para situaciones puntuales y que dispone de un máximo de siete plazas destinado a personas con una fragilidad superior y con menos habilidades sociales, y capacidad de inserción a corto plazo en una vivienda ordinaria de forma autónoma.