Campaña comarcal para la derogación de la LRSAL

0
584

Campaña comarcal para la derogación de la LRSAL

Derogación de la LRSAL Los grupos municipales de Capgirem Vilanova – CUP, SOM VNG, CUP Cubelles, Construïm, Fem Poble y Guanyem Sitges iniciamos una campaña comarcal por la derogación de la LRSAL

y la ley de estabilidad presupuestaria como medida para hacer frente a la crisis socioeconómica provocada por la Covid19

y para devolver a los Ayuntamientos la autonomía para llevar a cabo políticas locales propias.

La ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL), también conocida como «Ley Montoro»,

se aprobó en 2013 a raíz de la modificación del artículo 135 de la Constitución Española,

los objetivos de esta ley es racionalizar la estructura de la administración local con los principios de eficiencia, estabilidad y sostenibilidad financiera.

Sin embargo, en la práctica, los objetivos reales han sido el recorte del principio de autonomía local,

recorte de derechos a la ciudadanía y la privatización de los servicios públicos.

Esta ley afecta a muchos aspectos de nuestro día a día y en situación de crisis, especialmente, sitúa a las administraciones locales en un estadio de debilidad e impotencia

por no poder movilizar los remanentes públicos y destinarlos a paliar no sólo la urgencia , sino toda la crisis social y económica que se deriva.

Es necesario destinar recursos públicos para garantizar las necesidades básicas de nuestros vecinos y vecinas

y las reglas fiscales impuestas por la Ley Montoro limitan la capacidad municipal de dar respuesta a la emergencia.

Este agravio, sin embargo, no sólo se manifiesta en la actual situación de crisis:

los municipios han sufrido un recorte drástico de sus competencias, reduciendo a la mínima expresión el principio de autonomía local,

afectando directamente a los servicios de proximidad que deberían realizar las administraciones locales.

También queda limitado el capítulo 1 de los presupuestos municipales,

que hacen referencia a la contratación de personal. Estos aspecto es básico para el buen funcionamiento de la administración,

y lo será aún más en una gestión de una crisis donde habrá que reforzar el personal dedicado a los servicios sociales, las tareas de los cuidados y acompañamiento, etc.

Los ayuntamientos son los conocedores de primera mano de las necesidades de sus municipios

y deberían poder usar el superávit generado para invertirlo en todas aquellas medidas necesarias

para paliar la crisis, el ahogo social y económico en el que nos veremos abocados.

La prohibición de uso de este remanente también bien marcada por la Ley Montoro,

prohibición dada para que España cumpla con los objetivos de déficit público,

pero no tiene ningún sentido si tenemos en consideración que las corporaciones locales suponen menos de un 5% de la deuda pública estatal.

Finalmente, lo que nos está enseñando esta crisis provocada por la Covid19 es que la gestión directa sobre los servicios es básica

para poder dar respuestas y estabilidad a nuestros vecinos y vecinas.

Derogación de la LRSAL

Normativamente, es mucho más dificultoso remunicipalizar un servicio que externalizarlo,

lo que dificulta poder ofrecer unos servicios púbicos de proximidad y calidad.

Es de vital importancia que se devuelva urgentemente los ayuntamientos las competencias en materia de prestación de los servicios sociales, promoción económica y servicios públicos,

y se reafirme la autonomía municipal, entendida como la capacidad de decisión en todos los ámbitos de la vida ciudadana;

sin perjuicio de la necesaria coordinación de competencias entre administraciones, bajo los principios de calidad del servicio, proximidad y subsidiariedad.

Derogación de la LRSAL

Necesitamos competencias para salvar vidas, para hacerlas más dignas.

Por este motivo, los diferentes grupos municipalistas de la comarca hemos acordado iniciar una campaña comunicativa e institucional.

La campaña institucional consistirá en la presentación de una moción a los diferentes ayuntamientos de la comarca y al Consejo Comarcal,

campaña que iniciaremos el día 28 de abril con la presentación de la primera moción en el ayuntamiento de Sant Pere de Ribes.

La campaña comunicativa tiene por objetivo explicar de forma clara y comprensible que es la Ley Montoro

y cómo nos afecta en las decisiones municipales de nuestro día a día.

En los próximos días os iremos desgranando las diferentes acciones comunicativas.