El Autódromo Terramar prevé 10 actuaciones para preservar la conectividad ecológica del entorno

0
609

El Autódromo Terramar prevé 10 actuaciones para preservar la conectividad ecológica del entorno

Autódromo Terramar conectividad ecológica del entorno Los estudios ambientales asociados realizados por los ambientólogos de Traza ambiental

y el mismo plan urbanístico proponen una serie de medidas que implican reforzar la conectividad en el sector oeste, tanto en los bosques como la Riera

Actualmente, la C-32 es la gran barrera entre el Parque del Garraf y del Espacio de Interés Natural de los Colls y Miralpeix

La Riera de Ribes, los bosques y los espacios abiertos

que rodean el Autódromo Terramar hacen que este entorno pueda actuar como conector ecológico en el ámbito local.

La documentación ambiental redactada por los ambientólogos del estudio Traza ambiental trata ampliamente este aspecto

y, de hecho, es uno de los objetivos específicamente descritos en el proyecto de recuperación del Autódromo el de “preservar y potenciar los espacios de interés conector del ámbito,

mejorando la conectividad ecológica asociada correspondiente a la riera de Ribes y fomentando los valores naturales que han motivado su inclusión en espacios protegidos “.

¿Cuál es la situación actual? conectividad baja

Actualmente, la C-32 es la gran barrera entre el Parque del Garraf y del Espacio de Interés Natural de los Colls y Miralpeix,

que hace que el territorio se vaya fragmentando, limitando su funcionalidad como conector ecológico.

En general la conectividad es baja tanto en el área de Sant Pere de Ribes como Sitges y Vilanova y la Geltrú, principalmente por la trama urbana de estas poblaciones y la presencia de carreteras.

Así lo indica el índice de conectividad terrestre elaborado en el ámbito de Cataluña por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad,

a través del Servicio de Planificación del Entorno Natural (Dirección General de Políticas Ambientales y Medio Natural).

Autódromo Terramar conectividad ecológica del entorno

¿Qué medidas se han incluido en el proyecto para mantener la funcionalidad conectora del espacio?

Aunque en la zona del Autódromo esta conectividad también es baja, especialmente en la zona de Miravilla,

que es donde se ubicará una pequeña parte del techo hotelero (3.000 m2 del total),

los estudios ambientales asociados al proyecto de recuperación del Autódromo Terramar realizados por los ambientólogos de Traza ambiental

y el mismo plan urbanístico proponen una serie de medidas para minimizar la posible pérdida de la función conectora del conjunto del ámbito,

que implican reforzar la conectividad en el sector oeste, tanto en los bosques como la Riera.

Estos no sólo se mantendrán como actualmente sino que, con las medidas propuestas, se podría llegar a mejorar la función conectora conjuntamente de estos espacios.

Estos son 10 de los puntos clave del proyecto en este sentido:

En cuanto a las viñas afectadas en el sector que cambiará de usos, se incorporarán y mantendrán franjas arboladas, lo que permitirá recrear un ambiente favorable al paso de la fauna.

Además, la superficie agrícola que se pierde en esta zona se compensa con la plantación de un 50% más de terreno agrícola

en una localización cercana y con una hectárea de huerto ecológico en la zona norte del Autódromo.

Las terrazas y los muros de piedra que hay actualmente no sólo se mantienen sino que se restauran y todo el arcén de las terrazas se vegetarà.

Se plantará vegetación autóctona para mejorar la conectividad, tanto en la Riera como otros sectores.

Por ejemplo, se pretende crear un hábitat de transición entre el bosque de ribera y la superficie forestal de pinar para favorecer la conectividad entre estos dos hábitats.

En el Bosque de Can Baró se aumenta su superficie a partir de reforestaciones.

Se mejora la función conectora de la Riera de Ribes en el marco del plan de restauración aprobado y el que puede leer más aquí.

Se propone mejorar el recorrido del torrente del Clot dels Frares, aumentando su anchura y liberándola de las edificaciones que actualmente la estrangulan, así como la vegetación invasora y alóctona.

y Se conectarán los sistemas naturales de dentro del Autódromo con los circundantes del territorio, mejorando ambientalmente el sector e integrando la instalación en el lugar.

Se tratarán los pasos para la pequeña o micro fauna, tanto en la carretera C-246a, uno de los principales elementos que fracciona la conectividad ecológica en este punto crítico, como la riera de Ribes,

donde se tendrá en cuenta la incorporación de sistemas de permeabilización de la pequeña fauna como los anfibios y / o reptiles asociados a espacios húmedos.

Las vallas que sea necesario utilizar serán permeables a la fauna y el espacio no verá reducido su función conectora debido a los cierres.

Se mejorará y convertirá en zona peatonal el paso en el paseo de borde en la riera de Ribes.

Actualmente este permite el paso de vehículos de motor privados y se prevé que únicamente se permita el paso a pie o bicicletas.

Además, el proyecto, que se ha desarrollado siguiendo el criterio de expertos y organismos del ámbito medioambiental,

garantiza que toda actuación que se realice en esta zona que en el caso de finalización definitiva de la actividad podrá restablecer los valores naturales y paisajísticos previos a esta