El Ayuntamiento recuerda que es necesario respetar los espacios de nidificación de aves en Les Botigues

0
138

Espacios de nidificación de aves en Les Botigues

El chorlitejo chico hace nidos en la playa de Les Botigues y se ha establecido un espacios de nidificación de aves en Les Botigues protegido, que si no se respeta puede comportar infracciones penales.

El Ayuntamiento de Sitges recuerda que hay que respetar los espacios de nidificación de aves, como es el caso de lo que hay en la playa de Les Botigues y donde suele anidar el chorlitejo chico. Ante la llegada de los meses con mayor afluencia de personas a las playas, el Ayuntamiento quiere alertar de la prohibición de entrar dentro de las zonas cerradas.

Hay que tener en cuenta que los perros no pueden ir libres por las playas y que en temporada de baño tampoco están autorizados a entrar en estos espacios, excepto en los casos de playas que estén específicamente destinadas a llevar perros.

El comportamiento de los usuarios del entorno de los espacios protegidos de nidificación

Debe tener en cuenta que no se puede estorbar a los animales con ruidos ni foco de luz, no se puede acceder a la playa con ningún vehículo motorizado y que hay que avisar a los Agentes Rurales (en el teléfono 112) si se encuentra un animal herido o muerto.

El concejal de Espacios naturales del Ayuntamiento de Sitges, Eduard Terrado, explica que «los espacios de nidificación son entornos para que las aves se sientan seguras». Y añade que «no respetar estos espacios protegidos y cerrados puede comportar una infracción penal ”. El concejal Terrado cree que «debemos ser capaces de compatibilizar el uso de las playas en estos meses con estos espacios naturales protegidos, como es el caso de la playa de les Botigues».

El caso de una hipotética aparición de tortuga boba en alguna playa de Sitges es otro caso que el Ayuntamiento tiene protocolarizado, ya que se trata de un momento muy delicado donde la tortuga busca un sitio para poner los huevos. Si se detectara una tortuga en la playa, tanto sea por parte de un ciudadano como de algún trabajador, inmediatamente debe llamarse a los Agentes rurales (al 112).

Mientras no llegan los especialistas, nadie puede tocar, mover o coger la tortuga para ponerla en el mar (aunque sea con la intención de ayudarla).

Una vez que la tortuga haya puesto los huevos, ella misma vuelve al mar. Sí es necesario establecer un perímetro de 5 a 10 metros con vallas o cinta alrededor del lugar donde la tortuga esté haciendo la puesta de huevos, para evitar interferencias humanas. Lo mejor es que ni siquiera nos ponemos en su ángulo de visión.

En esta línea de no molestar en absoluto a la tortuga, no se pueden hacer ruidos, se debe detener cualquier música y no se pueden hacer fotos con flash ni enfocar con ningún tipo de iluminación, ya que las luces desorientan la tortuga y pueden frustrar la puesta. Si no puede hacerla o se interrumpe, la tortuga y la puesta morirán. Evidentemente, en ningún caso puede tocarse la puesta ni acceder al interior del perímetro delimitado para hacer nada hasta que los Agentes Rurales lo autoricen. Las personas que observen esta puesta de la tortuga deben hacerlo en silencio, fuera del perímetro y de la visión del animal, porque cualquier intromisión en este proceso puede comportar la frustración de la puesta.