El Ayuntamiento restituye el proyecto de aparcamiento de Pins Vens

0
234

El Ayuntamiento restituye el proyecto de aparcamiento de Pins Vens

Aparcamiento de Pins Vens El proyecto, en adaptación a la calificación y normativa urbanística, prohibirá provisionalmente el estacionamiento de vehículos.

El Ayuntamiento de Sitges aprueba la prohibición de uso como aparcamiento del solar situado en la calle Josep Tarradellas,

adyacente al pabellón de Pins Vens, para adecuarlo a la actual régimen jurídico del suelo.

La restitución implica la provisional prohibición de acceso a los vehículos mediante la instalación de pilones

y la señalización de prohibición del aparcamiento en este espacio, a partir del 24 de septiembre.

El concejal de Urbanismo, Eduard Terrado, explicó que

“el Ayuntamiento llevará a aprobación del proyecto la restitución de este espacio sin contemplar el aparcamiento, respondiendo así a un principio de prudencia y legalidad”.

El Ayuntamiento ha iniciado una campaña para informar a los vecinos sobre esta medida

y la necesidad de retirar los vehículos con cartas anuncios en los portales de los edificios cercanos a la zona,

así como a las personas usuarias del pabellón.

Paralelamente, Ayuntamiento y la Comisión Territorial de Urbanismo de la Generalitat trabajan las modificaciones de planeamiento necesarias

para ordenar los diferentes usos ya existentes en esta pastilla, para que el proyecto se pueda modificar jurídicamente.

La razón es que el lugar se encuentra en una pastilla de terreno que combina zona verde y de equipamientos,

con una distribución contemplada en el POUM que destina el actual aparcamiento en zona verde

y, en cambio, destina a zona de equipamientos una repisa que comprende el área donde se encuentran ubicados el Garrofers.

La gestión servirá también para corregir una incongruencia detectada entre el POUM de Sitges, aprobado en 2006, y el Plan Territorial Metropolitano de Barcelona de 2010.

La voluntad municipal es adaptar el planeamiento a la realidad física del suelo,

para ajustar el suelo urbano y no urbanizable, e intercambiar lo que es realmente zona verde y el suelo destinado históricamente a equipamiento.