El Ayuntamiento y el ocio nocturno estudian nuevas medidas para abordar la aglomeración de personas en la calle de forma conjunta

0
329

Se estudian nuevas medidas para abordar la aglomeración de personas en la calle

Ayuntamiento y representantes del ocio nocturno analizan la situación en un encuentro que sirve para reforzar algunas de las actuales iniciativas y para plantear nuevas medidas para abordar la aglomeración de personas en la calle de forma conjunta.

El Ayuntamiento de Sitges ha reunido hoy con representantes y propietarios de establecimientos de ocio nocturno

para abordar nuevas soluciones a la concentración de personas en las calles Primero de Mayo, Bonaire y Joan Tarrida. “La preocupación es compartida tanto en el ámbito público como en el privado”. Ha afirmado la alcaldesa de Sitges, Aurora Carbonell. El encuentro ha servido para poner sobre la mesa algunas ideas de aplicación más inmediata. Como la ampliación de seguridad privada en algunos establecimientos para colaborar en la disuasión de las aglomeraciones ante los locales. Así como otras propuestas que se trabajarán de forma conjunta para aplicar en el futuro.

Desde la irrupción de la pandemia, hace más de un año y medio, el Ayuntamiento de Sitges ha trabajado en la aplicación de diversas medidas preventivas y necesarias para evitar contagios por Covid-19.

Dado el elevado número de visitantes y turistas que eligen Sitges. El Ayuntamiento ha reforzado en el último mes las medidas preventivas para evitar la concentración de personas en la vía pública, no sólo en la zona de ocio nocturno, sino también en otros zonas tensas del municipio como el paseo, las playas o los espigones.

La alcaldesa de Sitges, Aurora Carbonell, reconoce que las aglomeraciones en la calle crean “situaciones indeseadas” y reconoce que “algunas de las numerosas medidas tomadas desde el Ayuntamiento, a las que hemos destinado todos los esfuerzos y recursos, no acaban de funcionar “.

La alcaldesa considera que es un trabajo que debe impulsar, gestionar y conducir la administración. Pero que “sin la colaboración de la ciudadanía y del empresariado local es complicado hacer cumplir la normativa y evitar las aglomeraciones en estos puntos “.

Las medidas tomadas por el Ayuntamiento a raíz de la pandemia han sido múltiples:

campañas de concienciación tanto en el espacio público como en las redes sociales, la colocación de carteles informativos sobre las medidas de prevención de la Covid-19. El estudio sobre transmisibilidad en cinco establecimientos de ocio nocturno con la colaboración de 400 voluntarios, la distribución gratuita de mascarillas. Así como la contratación de 36 personas como informadoras de las playas, de atención a los establecimientos comerciales, de restauración y al sector turístico, entre otros.

El consistorio, además, ha ampliado la presencia de Policía Local y de seguridad privada para evitar la aglomeración de personas en la calle

en horario nocturno, con operativos reforzados con la dotación de Mossos. Estos dispositivos han sido habituales durante el verano, aunque se han reforzado en fechas señaladas como la Fiesta Mayor de San Bartolomé o ahora por la International Sitges Bears Week. Así como en otros eventos de gran afluencia de personas que se desarrollan en el municipio .

En el caso concreto de los Bears, se han reforzado las medidas de control del flujo de circulación en las calles donde hay una mayor concentración,

Y también se han habilitado indicaciones en las playas, especialmente en la de Balmins. Donde hay convocada un encuentro diaria. En esta playa se han instalado carteles informativos en los accesos con indicaciones relacionadas, entre otros, con el aforo máximo, y el concesionario del servicio de restauración de playa Balmins ha modificado la disposición de la zona de servicio de bar y terraza para evitar concentraciones en la zona del chiringuito.

La concejala de Salud Pública, Elisabeth Pérez, afirmó que

“todas estas medidas de poco sirven si a nivel individual no actuamos con conciencia y sentido común. Entendemos que la solución no pasa exclusivamente para ampliar la intervención policial. Que ya se ha hecho, sino que seamos conscientes de que todavía hay unas medidas vigentes. Que afectan a la salud de todos y es necesario que todos, administración, ciudadanía y sector privado, aportamos para evitar imágenes y situaciones que nadie quiere “.

Aglomeración de personas en la calle. Sólo el fin de semana pasado, la Policía Local Local (encargada del control del ocio nocturno)

ha sancionado personas por no llevar la mascarilla en el interior de establecimientos y ha abierto varias actas a locales que actuaban como locales de ocio nocturno sin licencia. También ha intervenido para disuadir la concentración de unas 200 personas concentradas ante la actuación de un músico ambulante, en el paseo de la Ribera. Y la aglomeración de personas en los espigones y las playas.

Paralelamente, en un dispositivo conjunto con Mossos, la Policía Local participó en el desalojo de las calles Primero de Mayo y Joan Tarrida una vez cerrados los establecimientos a las 00.30 horas,

además de realizar otros servicios para dar cumplimiento a Procicat. Como obligar a un establecimiento a retirar una barra móvil que había montado sin autorización en la vía pública. Por este hecho se levantó un acta que procederá a valorar la Generalidad de Cataluña, para la aplicación de la sanción correspondiente.

La obligación de que el ocio nocturno tenga que cerrar a las 00.30 ha supuesto un incremento de botellones en la playa,

un aumento de personas en la calle y de concentraciones en diferentes zonas. La alcaldesa de Sitges ya mostró su preocupación ante el levantamiento de los dos toques de queda. Y la obligación del cierre de los establecimientos poco después de la medianoche.

Aurora Carbonell insiste en la necesidad de ampliar el horario de apertura de los locales: “A la hora del cierre, en la calle se encuentran personas de todos los perfiles y edades. Creemos que la ampliación del horario de cierre nos ayudaría a disminuir las concentraciones provocadas principalmente por los botellones. “. No osbtante ello, la alcaldesa confirma que “desde el Ayuntamiento seguiremos aplicando todos los esfuerzos necesarios para que Sitges continúe con unos datos epidemiológicos bajos. Porque a pesar de estos puntos tensos, la villa es -como se ha demostrado- un destino seguro sanitariamente “.