El edificio del Casino Prado pasa a ser Bien Cultural de Interés Local

0
248

El edificio del Casino Prado pasa a ser Bien Cultural de Interés Local

Edificio Casino Prado Bien Cultural. Esta es la máxima protección urbanística que el Ayuntamiento de Sitges puede dar a un elemento arquitectónico o histórico.

El edificio del Casino Prado Suburense pasa a ser Bien Cultural de Interés Local (BCIL),

después de que así se aprobara en el Pleno municipal del mes de junio. De esta manera, el inmueble que ocupa la calle de Francesc Gumà 6-14 y hace esquina con la calle de San Isidro 23-27 dispone de la máxima protección urbanística que puede otorgar el Ayuntamiento de Sitges. Para buscar la preservación del patrimonio arquitectónico e histórico.

A pesar de que el planeamiento urbanístico de Sitges ya contemplaba que este edificio estaba incluido en el Catálogo del patrimonio local. No se derivaba ninguna consideración para reconocerlo como Bien Cultural de Interés Local. Actualmente, se está tramitando un nuevo Catálogo del patrimonio de Sitges. Donde sí se especifica que este inmueble merece este máximo reconocimiento local. De hecho, el expediente que el Pleno municipal aprobó ya menciona los valores históricos y culturales que lo hacen merecedor de ser Bien Cultural de Interés Local.

La decisión ya se ha notificado el Casino Prado Suburense

y se comunicará al Departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña, para que lo inscriba en el Catálogo del Patrimonio Cultural Catalán.

Casino Prado

El Casino Prado Suburense es una Sociedad Recreativa y Cultural fundada en 1877, sin ánimo de lucro, con el fin de fomentar la cultura y proporcionar a sus asociados las actividades propias de carácter cultural, lúdico y recreativo.

La importancia del legado patrimonial del Casino Prado es indudable por este motivo está incluido en el Catálogo del Patrimonio Arquitectónico de Sitges. De un valor social, es la entidad que vistió el proyecto arquitectónico. Y ha sido capaz de catalizar hoy y hace más de ciento treinta años buena parte de la cultura de Sitgetana. Por este motivo ha sido reconocida por la Generalitat de Cataluña que la ha declaró de Interés Cultural.

Fruto de una bonanza económica y las inquietudes culturales de la época de los Indianos, el Casino Prado Suburense comienza a vestirse en 1869. Aunque actualmente es motivo de estudio por la Diputación de Barcelona respecto a sus orígenes y patrimonio. El célebre y prolífico arquitecto novecentista M. Josep Maria Martino y Arroyo es el arquitecto, la construcción de muchos elementos del interior de la sala como el escenario construido en 1890 y reformado en 1924 en un estilo novecentista de inspiración clasicista.

El edificio tiene dos partes: un bloque de tres cuerpos, donde está el salón teatro, y otro que se abre con un arco de piedra que lleva a un vestíbulo decorado por Miquel Utrillo. El cuerpo central tiene una ventana con decoración pictórica acabada con un frontón semicircular, la realización de la fachada se dilata con el tiempo hasta ya avanzado el siglo XX, podemos disfrutar de las pinturas a los paramentos como el techo del Teatro y la llamada fachada realizada por el maestro Agustín Ferrer Pino, también remarcar los frisos de Pere Jou. El Prado es miembro de la FAC, Asociación de Ateneos de Cataluña.