El equipo del Síndic de Greuges ofrece una atención telemática en Sitges el 8 de febrero

0
182

Síndic de Greuges Sitges 8 de febrero

Las personas interesadas deben concertar la entrevista con el Síndic de Greuges Sitges 8 de febrero. Previamente a través del teléfono gratuito 900 124 124 o mediante un correo electrónico a la dirección sindic@sindic.cat.

El equipo del Síndic de Greuges de Catalunya atenderá a la ciudadanía de Sitges de forma telemática (por videollamada o telefónicamente).

Las vecinas y los vecinos, así como, las entidades de Sitges podrán realizar consultas. O exponer quejas relacionadas con vulneraciones de sus derechos por parte de administraciones públicas. Y de las empresas que prestan servicios generales como agua, luz, gas o telefonía, entre otros.

La atención se hará por videollamada o telefónicamente.

Las personas interesadas en realizar estas consultas deben concertar la entrevista mediante una llamada al teléfono gratuito 900 124 124 o un correo electrónico a sindic@sindic.cat.

El Síndic de Greuges, como defensor de las personas, tiene la función de velar por el funcionamiento de la Administración de la Generalitat. Y de los entes locales de Cataluña como los ayuntamientos, las diputaciones o los consejos comarcales. Asimismo, también se encarga de supervisar las empresas privadas que prestan servicios públicos de interés general.

Funciones y competencias del Síndic de Greuges

El Síndic tiene la función de atender las quejas de todas las personas que se encuentran desprotegidas ante la actuación, o falta de actuación, de las administraciones. Vela por el buen funcionamiento de la Administración de la Generalitat y de los entes locales de Cataluña, como los ayuntamientos, diputaciones o consejos comarcales. Por tanto, actúa como supervisor y colaborador de la Administración catalana, con el objetivo de ayudar a mejorar su funcionamiento.

También supervisa las empresas privadas que prestan servicios de interés público, como la luz, la telefonía, el agua, el gas, correos, etc.

Elegido por el voto mayoritario del Parlamento de Cataluña, el Síndic es políticamente independiente. No depende de ningún gobierno y actúa con objetividad, libertad de criterio e independencia.