El error de un cazador provoca la muerte de uno de los ponis pottoka establecidos en el Parque del Garraf

0
374

Muerte de uno de los ponis pottoka establecidos en el Parque del Garraf

A raíz de la muerte de uno de los ponis pottoka establecidos en el Parque del Garraf. La Diputación de Barcelona pide a los cazadores extremar los sistemas de información y vigilancia durante las batidas para evitar incidentes en los espacios naturales

El último fin de semana, un ejemplar hembra de poni pottoka que la Fundación Miranda tiene el Parque del Garraf ha muerto abatida por el disparo de un cazador. Riba, la pony pottoka muerta, formaba parte de una manada de seis hembras y un macho que vivían en el Parque desde hace tres años.

La Diputación de Barcelona lamenta el incidente de este pasado fin de semana en el Parque del Garraf

en que una pony pottoka de la Fundación Miranda ha muerto abatida por el disparo de un cazador durante una batida autorizada de jabalíes en el Parque.

Todo apunta a que durante la redada, que estaba autorizada y señalizada, varios ejemplares de ponis se acercaron a la zona, lo que provocó la confusión del cazador, que terminó abatiendo el animal.

Este es el primer incidente de estas características desde que esta manada vive en el Parque del Garraf, hace cerca de tres años, y lleva a cabo una importante labor de pasto y limpieza del sotobosque.

Ponis pottoka Garraf, De Almuñécar en Can Grau

En 2018, el Parque del Garraf se ofreció a la Fundación Miranda para acoger a los pastos de Can Grau un pequeño grupo de ponis pottoka rescatados de un zoo clausurado en Almuñécar, en Andalucía. En total, eran seis hembras y un macho, una familia que se ha adaptado muy bien a la vida en libertad y constituye un recurso educativo y de conciencia ambiental.

El pasado mes de diciembre, el Parque del Garraf recibió una nueva manada de caballos de la Fundación Miranda. Entidad que tiene como finalidad rescatar y recuperar caballos que viven situaciones difíciles. Y ofrecerles una vida digna en rebaño y en libertad, en grandes espacios naturales, para hacer estancia durante los meses de invierno.

Recuperación de pastos y prevención de incendios forestales

Estudios realizados sobre el impacto de los caballos en el pasto después de tres años de estancia en el Parque del Garraf han demostrado la importancia de estos herbívoros en la recuperación del paisaje mosaico. Y en el favorecimiento de la biodiversidad y de la salud del bosque de este espacio natural.

Gracias a esta presencia de caballos en el Parque del Garraf se ha iniciado un proyecto piloto de regeneración de pastos con la siembra de tres hectáreas de bancales y antiguas zonas de cultivo. La siembra se ha hecho con la recuperación genética de semillas de derrama vellosa, fenogreco, esparceta y loto. Y está efectuando como siembra directa a cargo de voluntariado de la Fundación Miranda y del Parque del Garraf. La iniciativa también ha permitido recuperar una memoria perdida de actividad agrícola y ganadera en el Parque.