El Mercado Viejo de Sitges vuelve a ser de gestión municipal

0
502

La empresa Bacardí, que se había instalado en verano de 2010, ha dejado las instalaciones del Mercado Viejo de Sitges. El Ayuntamiento analiza los futuros usos que puede tener este espacio municipal.

Bacardi deja el Mercado Viejo de Sitges

La marca Bacardí culminó, el pasado jueves, el proceso de cierre de las instalaciones en Sitges, que desde el verano de 2010 estaban situadas en el equipamiento municipal del Mercado Viejo.

Este jueves, el director de Bacardí España, Thibault Ruff, hizo la entrega simbólica de las llaves del antiguo Mercado de Sitges. Pero que en los últimos 10 años ha sido conocido comercialmente como Casa Bacardí. Por parte del Ayuntamiento, el concejal de Urbanismo, Eduard Terrado, ha sido el responsable de recoger las llaves de un edificio que explica que “está en buen estado, pero se harán las actuaciones que haya que hacer de cara a los nuevos usos que tenga en un futuro “.

Precisamente, el uso que pueda tener el Mercado Viejo se decidirá tras el verano

con propuestas que surgirán de la revisión que se está haciendo del Plan de equipamientos de Sitges. Como confirma el concejal Terrado. “Ahora mismo estamos trabajando en esta revisión. Y eso nos debe ayudar a tener una visión global. Y valorar qué nuevos usos puede tener este equipamiento patrimonial del pueblo de Sitges”.

El Ayuntamiento y Bacardí también están terminando de cerrar el proceso de liquidación del contrato de alquiler que los unía.

Desde el inicio del actual mandato municipal, el gobierno de Sitges ha impulsado un proceso participativo con la ciudadanía para definir futuros usos de equipamientos municipales. En el caso del Mercado Viejo, las personas que tomaron parte de este proceso valoraron positivamente que el Mercado Viejo fuera un espacio de usos polivalentes. Que podría acoger actividades culturales variadas, como presentaciones, exposiciones o representaciones de artes escénicas.

Una vez el Ayuntamiento ha recuperado la gestión de este equipamiento, ya está trabajando para definir qué actos culturales podría acoger a partir del próximo otoño.

Con todo, el concejal de Cultura, Xavier Salmerón, asegura que “el nuevo plan de usos debe definir qué haremos en estos espacios, pero siempre partiendo del consenso político y también social”.

Los técnicos municipales examinarán qué trabajos se llevarán a cabo el equipamiento del Mercado Viejo. Para hacer realidad estos nuevos usos que se acuerden para el futuro.