El Pueblo de Sitges no debe pagar la desidia de este Gobierno. PSC Sitges

0
176

El Pueblo de Sitges no debe pagar la desidia de este Gobierno. PSC Sitges

Desde el PSC Sitges queremos manifestar nuestra disconformidad con cómo se están gestionando los temas principales de la ciudad y El Pueblo de Sitges no debe pagar la desidia de este Gobierno. PSC Sitges

El gobierno ERC, SGI y Guanyem, encabezado por Aurora Carbonell, parece no tener claros cuáles son los mínimos de dedicación, trabajo y actitud de diálogo

que tienen que esforzarse en cumplir para poder gobernar con la minoría actual que tienen. (8a 13).

  • El PSC firmó un acuerdo con el Gobierno para introducir modificaciones en las Ordenanzas Fiscales de 2019 durante el periodo de alegaciones.
  • El PSC no recibió ningún tipo de comunicación por parte del Gobierno durante el mencionado periodo de alegaciones.
  • Una vez finalizado este periodo, se nos comunica que por cuestiones técnicas las alegaciones no eran posibles.

Este es el relato de cómo se ha llegado hasta la aprobación definitiva de las OOFF

y ahora qué? Pues el PSC, a pesar de estar en contra de las malas formas y la desidia del Gobierno, se abstendrá en estas ordenanzas para que puedan ser aprobadas.

La no aprobación de las mismas sería muy perjudicial para las sitgetana y Sitgetans y supondría el aumento generalizado de un 10% del IBI.

Los y las Socialistas sitgetans no podemos permitir que el conjunto de la ciudadanía pague la dejadez y la ineficiencia del equipo de Aurora Carbonell,

por eso y sólo por eso nos hemos abstenido en la votación de las ordenanzas.

La desconfianza hacia la capacidad de trabajo, negociación y actitud de diálogo del Gobierno Carbonell,

ha estado sobre la mesa en todos los encuentros que hemos llevado a cabo y vemos que no hay manera de que sean conscientes de lo que reclamamos desde el Grupo Municipal Socialista.

Basta de buenas palabras, hay que trabajar seriamente si realmente quieren llegar a acuerdos para el pueblo de Sitges.

Nosotros siempre hemos estado en actitud de colaboración, pero la Señora Carbonell y su Gobierno nos están empujando a dejar de hacerlo.