Los Mossos detienen a un conductor por causar un accidente de tráfico mortal en la C-32 en Cubelles

0
677

Los Mossos detienen a un conductor por causar un accidente de tráfico mortal en la C-32 en Cubelles

. El vehículo, que circulaba a gran velocidad, va perseguir otro turismo y provocó la muerte de un bebé de 20 días, ocupante del vehículo perseguido

. El detenido dio positivo en hachís y metanfetaminas

Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos d’Esquadra del Área Regional de Tráfico de la Región Policial Metropolitana Sur detuvieron ayer, un hombre de 42 años,

de nacionalidad serbia y sin domicilio conocido, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial

por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes, por tres delitos de lesiones y un delito de homicidio por imprudencia grave.

Los hechos ocurrieron ayer, hacia las 19 horas, cuando se produjo un accidente de tráfico mortal en la C-32

a la altura del punto kilométrico 15.4, dentro del término municipal de Cubelles (Garraf).

Un vehículo, que circulaba a gran velocidad, va perseguir otro turismo ocupado por cuatro personas.

Como consecuencia del choque violento, tres de los ocupantes resultaron heridos de diversa consideración y el cuarto ocupante, un bebé de sólo 20 días, resultó muerto.

La vía quedó totalmente cortada, en sentido norte, por la violencia del choque y el estado final de los vehículos implicados en el accidente.

El conductor del vehículo que provocó el accidente dio positivo en consumo de hachís y metanfetaminas

a la prueba orientativa realizada a pie de carretera,

por lo que lo detuvieron como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes,

por tres delitos de lesiones y un delito de un homicidio por imprudencia grave.

Desde Mossos del Área Regional de Tráfico recuerdan algunos de los efectos de las sustancias estupefacientes en el organismo:

la alteración en la percepción, la dificultad de coordinación y el aumento del tiempo de reacción,

haciendo que su consumo sea incompatible con la conducción.

Recomendamos a los conductores no conducir si se ha tomado cualquier sustancia que pueda influenciar las capacidades necesarias en la conducción

para, además de las repercusiones administrativas y / o penales que se pudieran derivar de esta conducta, reducir la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico y sus trágicas consecuencias.