Posicionamiento de Guanyem Sitges respecto al nombramiento de la alcaldesa como diputada en el Parlamento

0
135

Posicionamiento de Guanyem Sitges respecto al nombramiento de la alcaldesa como diputada en el Parlamento

A raíz del nombramiento de la alcaldesa de Sitges, Aurora Carbonell, como diputada en el Parlamento de Cataluña, Guanyem Sitges queremos expresar nuestro desacuerdo con su decisión de aceptar el cargo.

Guanyem Sitges consideramos que todos los cargos institucionales ocupados deben contar con una dedicación única.

Es por este motivo que en nuestro Código Ético prohibimos la duplicidad de cargos de las personas concejalas de nuestro grupo,

más allá de aquellos que son indisolubles del cargo de la concejalía municipal.

Sabemos que no podemos aplicar el Código Ético de Guanyem Sitges al resto de formaciones con las que compartimos Gobierno;

sin embargo, queremos recordar que durante las conversaciones para formalizar el pacto de Gobierno con ERC y SGI,

se habló en repetidas ocasiones de la necesidad de que las personas que formaran parte del Gobierno intentaran,

en la medida de sus posibilidades, tener una dedicación plena en Sitges y al mandato de su ciudadanía.

Entendemos que un cargo como el suyo se debe, en primer lugar, a los vecinos y vecinas de Sitges,

más que a los aparatos de partido, por tanto, no compartimos las explicaciones dadas por la alcaldesa para aceptar este nombramiento.

Desde nuestro punto de vista, teniendo en cuenta las dimensiones de nuestra villa,

el tipo de Gobierno configurado, así como todo lo que hay que hacer en el municipio,

consideramos que la carga de trabajo de ambos cargos no es asumible, por tanto,

desde Guanyem Sitges estaremos especialmente atentos y atentas para que su labor en el Parlamento no interfiera en las funciones de alcaldesa.

Finalmente, queremos manifestar que entendemos y compartimos el malestar que esta situación ha generado entre la ciudadanía de Sitges.

Desde Guanyem Sitgess seguiremos trabajando para que el ejercicio de la política no sea visto con la desafección provocada por decisiones como ésta.