Se inician las tareas de conservación y restauración del sarcófago paleocristiano y elementos del entorno del Rincón de la Calma

0
283

Se inician las tareas de conservación y restauración del sarcófago paleocristiano y elementos del entorno del Rincón de la Calma

Restauración Rincón de la Calma. La concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Sitges, con la colaboración del Consorcio del Patrimonio de Sitges impulsan los trabajos de conservación y restauración. Del conjunto de elementos patrimoniales conservados en el Rincón de al Calma. La actuación se alargará durante un mes, pero puede variar en función de las actividades culturales que se desarrollen en este espacio.

Las tareas de conservación-restauración del sarcófago paleocristiano y elementos del entorno del Rincón de la Calma empezaron esta semana pasada.

La concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Sitges, con la colaboración del Consorcio del Patrimonio de Sitges, promueven estos trabajos que se alargarán durante un mes, aunque el plazo podría variar en función de las actividades culturales que se desarrollen en este espacio. La actuación permitirá restaurar un conjunto de elementos patrimoniales conservados en este espacio emblemático de la ciudad. Integrado en el Palau de Maricel y junto a los Museos de Cau Ferrat y Museo Maricel.

La intervención consiste en hacer una limpieza y saneamiento generalizado de todo el conjunto y una actuación de restauración más cuidadosa sólo en aquellos elementos especialmente degradados. El concejal de Cultura, Xavier Salmerón, destaca que «esta actuación se enmarca en la necesidad de conservar el patrimonio, sobre todo el de la vía pública, el cual necesita intervenciones, y el sarcófago y su entorno era una de las actuaciones más necesarias «.

Los capiteles y los dos leones que sostienen la fuente -creados por el escultor David yugo-, junto con el sarcófago, el escudo, el porche, las ménsulas, las columnas y también el artesonado de madera pintada, cabezas de viga de hierro, entre otros, son algunos de los elementos más destacados de este conjunto.

La restauradora sitgetana, Mónica Roca Luján, es la encargada de los trabajos de conservación y restauración

y asegura que «las actuaciones previstas son básicamente de carácter conservativo y se respeta el criterio de mínima intervención». Roca encabeza el equipo para restaurar el conjunto del Rincón de la Calma que también cuenta con Ernest Pomares, ayudando de conservación.

El estado de conservación del porche y el conjunto de elementos centrales es bastante frágil y está dañado debido al paso del tiempo, los efectos de la proximidad del mar, la suciedad incrustada, la actividad humana y por degradaciones biológicas.

El proceso de restauración se desarrollará en diferentes fases.

Se utilizarán diferentes procedimientos según los materiales y las alteraciones presentes, con combinaciones de limpieza mecánica con una limpieza química y, incluso, también una limpieza acuosa.

El elemento de piedra más degradado es el sarcófago, el escudo y la fuente con dos manantiales con forma de animal con suciedad extrema, incrustaciones de cera, manchas, goteos y ataque biológico. Tanto los diecisiete elementos metálicos del frontal del porche, situados en los fines de viga, como los cuatro que hay en la viga transversal, se encuentran en mal estado y tienen mayoritariamente problemas de corrosión.

La actuación se centra en la limpieza mecánica del polvo superficial con paletinas, cepillos suaves y aspiración y también en la limpieza generalizada con cepillos y agua vaporizada de los elementos pétreos y de obra.

En el caso del sarcófago, la fuente y el escudo se limpiarán mediante procedimientos químicos, dada su degradación actual.

De momento, ya se han empezado a hacer pruebas con el escudo aplicando y neutralizando apósitos, pasta de celulosa impregnada con un producto químico para ablandar la suciedad de la capa con el objetivo de eliminar manchas, cambios de color, regueros y incrustaciones. Posteriormente, se realizará el repaso con medios mecánicos (bisturí, cepillos …) en la zona.

En cuanto a los elementos de hierro, se hace una limpieza mecánica de la corrosión del metal y saneamiento de la superficie.

Previo a la estabilización, se eliminará todos los productos que alteran el hierro. También, se pegarán o reintegrarán con resina epoxídica teñida aquellas zonas en peligro de desprendimiento.

El material de la madera también se restaurará con la limpieza mecánica del polvo y la consolidación puntual en caso necesario con resina acrílica. La reja de la ventana y los elementos que decoran la puerta también se restaurarán.

Conjunto el Rincón de la Calma

El Rincón de la Calma cuenta con un porche construida con ladrillo plana y artesonado con vigas de madera pintadas, que se apoyan en una gran viga sostenida por cuatro columnas de piedra y capiteles decorados. Además, las vigas reposan en ménsulas de piedra, también decoradas con alternancia de escudos.

En el frontal, encontramos un pequeño voladizo de ladrillo plana colocada de manera decorativa. Por debajo, en el espacio entre vigas hay unos elementos cerámicos en forma de pequeños arcos y columnita. Los fines de viga están rematados por una pieza de hierro con decoración floral. Y, la viga transversal que sustenta el envigado, tiene sobre cada columna un rostro de hierro plano, con diferentes expresiones.

Anclado al muro está el sarcófago paleocristiano, que se sostiene sobre una pareja de leones de piedra esculpidos por Pere Jou. Por encima, un par de manantiales con forma de animal. Y un escudo, también de piedra. Este conjunto de elementos se encuentran bajo cubierto. Pero a la intemperie. Por lo que su conservación viene condicionada por el emplazamiento. Aparte, debido a la actividad humana. La zona se encuentra muy sucia y muy degradada, a pesar de que la propia materia constitutiva de los elementos ha ayudado a su pervivencia.