Se reintroducen más de 600 tortugas mediterráneas ( ‘Testudo hermanni’) en el Parque del Garraf

0
244

Se reintroducen más de 600 tortugas mediterráneas ( ‘Testudo hermanni’) en el Parque del Garraf

Con estos, ya suman más de 8.000 los ejemplares reintroducidos

En el marco del programa de reintroducción de la tortuga mediterránea occidental (Testudo hermanni hermanni),

este año en el Parque del Garraf se han liberado un total de 660 tortugas mediterráneas para reforzar sus poblaciones en el macizo.

Las tortugas liberadas proceden de la recuperación y cría en cautividad llevada a cabo en el Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña (CRARC),

de individuos aportados por el Centro de Reproducción de Tortugas de la Albera, y de las instalaciones de cría gestionadas por particulares,

en colaboración con el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, entre ellas el Zoo de Barcelona.

La tortuga mediterránea es una especie protegida y catalogada como Peligro de Extinción en Cataluña.

Los principales factores de amenaza actuales son la caza furtiva, la depredación natural, los incendios forestales, la domesticación de los animales (causante de expolios e hibridaciones con otras especies) y los atropellos.

Es por ello que uno de los aspectos fundamentales para la supervivencia de estas poblaciones de tortuga es la gestión de su hábitat, la cual permite mejorar la calidad y la disponibilidad de áreas para la nidificación y la alimentación.

Con el objetivo de consolidar y recolonizar antiguas zonas de distribución de esta especie

se lleva a cabo un programa de conservación coordinado por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña.

En este contexto, tras su práctica desaparición en el macizo del Garraf,

se inició un programa para poder garantizar la supervivencia y sostenibilidad de la población de tortuga mediterránea en el Parque.

Este programa se desarrolla siguiendo las indicaciones del Plan de conservación del patrimonio natural y de la biodiversidad de los parques del Garraf y Olèrdola,

elaborado en el año 2016, y del Plan de conservación específico de esta especie, elaborado en 2002 por el CRARC,

y consiste en la reintroducción de tortugas en los lugares más favorables del medio natural,

en la mejora de los hábitats y en el seguimiento del estado de estas poblaciones introducidas.

Con las 660 tortugas liberadas este año, ya suman más de 8.000 los ejemplares reintroducidos.

Los resultados del programa son positivos.

Sin embargo, para garantizar la supervivencia y estabilización de la población de tortuga mediterránea en el Garraf,

habrá que continuar liberando ejemplares, y garantizar que un buen número de ejemplares nacidos en el Parque del Garraf lleguen a ser maduros y se puedan reproducir.

Por este motivo es importante realizar un seguimiento en el campo de la población actual, analizando los diferentes parámetros que indiquen la evolución de la población.