Sitges prohibirá el consumo de alcohol en las Ruas del Carnaval a partir de 2022, mientras ultima la programación de este año

0
603

Sitges prohibirá el consumo de alcohol en las Ruas del Carnaval a partir de 2022, mientras ultima la programación de este año

Alcohol en las Ruas del Carnaval a partir de 2022. Pendiente de la evolución de la Covid-19, el municipio prepara actos reducidos con aforo controlado

El Carnaval de Sitges prohibirá el consumo de alcohol en las carrozas de las Ruas de la Disbauxa y el Extermini.

Es una de las novedades principales de la revisión del protocolo que previsiblemente aprobará el Ayuntamiento este miércoles, consensuado con la Comisión del Carnaval. “Queremos una fiesta con una imagen positiva y digno de ver”, sostiene a la ACN el concejal de Tradiciones y Fiestas, David Martínez, que lamenta que la Covid-19 impida celebrar los desfiles este año. La intención es recuperar los desfiles en 2022 y aplicar el protocolo actualizado. Que también reduce el número de carrozas participantes. Para este 2021, la organización está ultimando el programa de actos, que estará basado en propuestas a puerta cerrada con aforo limitado.

El documento que se llevará a aprobación del Pleno del Ayuntamiento incorpora un anexo donde se especifica que a las Ruas “no se podrá llevar ningún tipo de bebida alcohólica en la carroza” y se detalla que “sólo se permite el consumo de agua “. El mismo anexo advierte que antes de iniciar los desfiles se hará una inspección. Para certificar que se cumple la normativa y se da cuenta que se retirarán las carrozas que no lo hagan.

El objetivo de la nueva regulación es dejar por escrito lo que hasta ahora era una recomendación de los organizadores

hacia las entidades participantes, con el fin de conseguir un ‘Carnaval 0/0’. Así lo asegura el concejal David Martínez, que lamenta que las tradicionales y mediáticas desfiles del domingo y martes de Carnaval a veces habían quedado “deslucidas”. “Queremos evitar según qué situaciones”, apunta, mientras recuerda que en municipios como Playa de Aro (Girona) hace tiempo que han actuado en el mismo sentido.

Más allá de la imagen de la fiesta, Martínez también subraya que ya existe una ordenanza municipal que prohíbe explícitamente el consumo de alcohol en la vía pública. “En definitiva, queremos hacer cumplir la ordenanza y, al mismo tiempo, ayudar a que el Carnaval de Sitges vuelva a tener la importancia que tenía, la que se ha desvirtuado los últimos años”, resume el concejal.

Por otra parte, la actualización del protocolo también incide en el número de carrozas y de participantes.

Martínez recuerda que años atrás los desfiles reunían casi 50 carrozas, lo que provocaba desfiles demasiado largas. El año pasado ya se limitó a 45 grupos, y ahora se apuesta por recortarlo hasta las 41-43. En cuanto a los participantes, el tope hasta ahora eran 100 personas, que se ensancharán a 125 para acomodar la gente afectada por el recorte de carrozas.

Finalmente, la revisión de la normativa también servirá para equiparar la importancia de los personajes de la Reina y Su Majestad Carnestoltes. “Hasta ahora, la Reina era una figura que siempre iba a remolque, y queremos que tengan roles equitativos”, defiende Martínez, que apunta que también han ampliado el número de miembros de la Comisión del Carnaval.

Carnaval 2021: una fiesta “confinada”

La actualización del protocolo es un trámite que el Ayuntamiento y los organizadores hacen cíclicamente, y Martínez lamenta que buena parte de la nueva normativa no se podrá aplicar este inminente mes de febrero. El concejal recuerda que los desfiles se dieron por canceladas en septiembre debido a la Covid-19, si bien garantiza que este año habrá “otro tipo de Carnaval, de estilo confinado”.

Aunque los organizadores están terminando la programación, al acecho de cuáles serán las restricciones sanitarias entre el 11 y el 16 de febrero. Martínez dice que preparan sobre todo actos reducidos a puerta cerrada. La intención es celebrar eventos en las sedes de las entidades Retiro y Prado. Así como también en el Auditorio del Hotel Melià. “Al fin y al cabo, son actos culturales y está demostrado que la cultura es segura”. Subraya, asegurando que habrá desinfección de los espacios y registro de los asistentes. La previsión es presentar la programación la próxima semana.